TORTA DE MAIZ DE GUITIRIZ

La “torta de maíz” es uno de los bizcochos más representativos y sabrosos de Galicia, se dice que quien la prueba se queda encantado, tiene un sabor característico marcado por la manteca de vaca cocida, un ingrediente muy propio de la cocina gallega. Este bizcocho circular tiene un agujero en el medio y se presenta espolvoreada de azúcar.



Pocas “tortas” tienen su propia leyenda y la de Guitiriz es una de ellas. Según la leyenda la Torta de Maíz de Guitiriz fue un milagro de la Virgen. , que rechazada en todas las casas de una aldea en donde pedía que le dejaran pasar la noche, la acogió en las afueras una pobre mujer con tanta hambre como la de los hijos que tenía alrededor. Entonces la Virgen le dijo que hiciera una torta con la ceniza de la lareira, y no solamente ligó la masa con el agua, sino que la ceniza se tornó maíz, y así nació la primera Torta de Guitiriz. Por la noche no dejó de diluviar, y al día siguiente el pueblo entero había desaparecido bajo las aguas. Moraleja: tener cuidado antes de rechazar a nadie que os requiera albergue, principalmente mujer.




INGREDIENTES:

150g de harina de fuerza
150g de harina de maíz 
8 huevos medianos 
 200g de manteca de vaca cocida *
325g de azúcar más un poco para espolvorear o la mitad de tagatosa
 1 sobre de levadura de repostería 
 la ralladura de un limón 
un chorro de anís (licor)




PREPARACIÓN:


Preferentemente con un robot de varillas, o bien a mano, si no disponéis de él, montar la manteca en pomada con el azúcar, limón y anís y añadir poco a poco los huevos. Incorporar la harina de maíz mezclada con la levadura y tamizada y batir hasta que quede una mezcla homogénea.
Incorporar la harina de trigo tamizada, poco a poco, a medida que se mezcla homogéneamente con una cuchara, o con delicadeza, con las varillas.
Verter en un molde de corona previamente engrasado y hornear a 180ºC con placa inferior y aire durante 35 minutos.
Al retirar del horno, espolvorear inmediatamente con azúcar. Desmoldar y enfriar en rejilla antes de consumir.

*La manteca de vaca cocida, un ingrediente muy característico de la cocina gallega, que no es más que una mantequilla clarificada y se puede sustituir perfectamente por ella. También se puede emplear mantequilla, o incluso margarina, pero el sabor indudablemente no será el mismo.




FUENTE:delokos.org

TARTA DE QUESO Y MANZANA

Hoy os traigo esta deliciosa tarta de queso y manzana, mi combinación preferida la verdad quedó una tarta que gustó mucho, era para el cumpleaños de mi cuñado manolo y ya que no puede tomar azúcar las mías le vienen muy bien con el edulcorante tagatosa. 




INGREDIENTES:

Masa:

250 gr de harina
150 gr de mantequilla
100 gr de azucar
1 huevo
ralladura de limon
400 gr de membrillo
medio vasito de agua.
1/2 sobre de levadura royal
un toque de esencia de vainilla





Pastel de queso:

500 gramos de queso ricota, 
4 huevos
80 gramos de harina
Vainilla en pasta o esencia
Ralladura limón

Cobertura:

2 manzanas
almendras laminadas y tostadas
canela molida




PREPARACIÓN:

En primer lugar comenzamos con la masa, En un bol mezclamos la harina,la mantequilla ,(que tiene que estar blandita),el huevo,la esencia de vainilla y la ralladura de limón.Vamos amasando ,trabajando poco la masa,simplemente lo necesario para conseguir que nos ligue bien.
La metemos en un bol,la tapamos con film,y dejamos en la nevera entre media y una hora.

Mientras mezclamos todos los ingredientes para la tarta de queso hasta que quede todo bien unido. 




Preparamos un molde para poner la masa.Yo coloque en el fondo un poco de papel de horno,del mismo tamaño que el fondo del molde.
pinchamos toda la base con un tenedor seguidamente ponemos la compota de
manzana, encima la mezcla de queso finalmente la manzana cortadas en gajos no muy finas, las almendras tostadas y Espolvoreamos con canela.
Metemos al horno prevalecido 180° duranio 40 o 45 minutos, hasta que haya cuajado.



TUTTI FRUTTI CAKE

Lo más me gusta es su aspecto una vez cortado, con el bonito colorido de las diferentes frutas: verdes, naranjas, amarillas, rojas... ¡Un genial desayuno/merienda/acompañamiento de café, leche o té!



INGREDIENTES:

2 tazas de harina para todo uso 
2 cucharaditas de levadura
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 1/4 taza de azúcar blanca granulada (yo tagatosa la mitad)
1/2 taza de mantequilla blanda blanca
2 huevos, temperatura ambiente
1/2 taza de leche baja en grasa
1/2 taza de tutti frutti
2 cucharaditas de esencia de piña o de esencia de vainilla



PREPARACIÓN:

1 Precaliente el horno a 175 C. Engrasar y enharinar el molde
2 Tamizar la harina, bicarbonato de sodio y levadura y reservar. 
3 En un bol, batir la mantequilla y el azúcar hasta que esté suave y cremosa. Añadir un huevo a la vez y batir hasta que se mezclen bien. Añadir la esencia de piña y combinar. 
4 Añadir la harina en tres veces alternando con la leche, empezar con la harina y terminando con la harina. simplemente mezcle hasta que estén bien mezclados en baja velocidad.


5 espolvorear un poco de harina sobre la tutti frutti para cubrirlas. Añadir este tutti frutti y remover suavemente en la masa. hasta que se mezclen. 
6 Vierta la mezcla en el molde engrasado y enharinado. Hornear en horno precalentado durante 40 a 45 mts o hasta que al insertar un palillo en el pastel, éste salga limpio. Coloque sobre una rejilla para enfriar por 15 mts. Retire la torta de la cacerola y rebanada.


MAGDALENAS DE ESPELTA DE XAVIER BARRIGA



Son unas magdalenas muy sanas y con un alto contenido en fibra gracias a la harina de espelta integral y el salvado de trigo que se espolvorea sobre ellas, antes de introducirlas en el horno. Queda una capita muy crujiente por encima que le da un toque buenísimo!
 Son del libro del gran panadero Xavier  barriga.



Ingredientes para 9 magdalenas
  • 125gr de huevo (sin cáscara)
  • 175gr de azúcar moreno
  • 60ml de leche de soja
  • 190ml de aceite de girasol
  • 210gr de harina de espelta integral
  • 7gr de levadura en polvo
  • ralladura de limón
  • 1 pizca de sal
  • salvado de trigo fino


Elaboración:
  1. En el bol ponemos el azúcar y los huevos y batimos chasta que quede bien mezclado.
  2. Incorporamos la leche .
  3. Agregamos el aceite batiendo también poco a poco.
  4. En un recipiente aparte, mezclamos la harina, la levadura, la sal y la ralladura de limón. Vamos añadiendo esta mezcla a la anterior con la velocidad mínima y removemos el tiempo justo para que la masa quede homogénea.
  5. Tapamos el bol con un paño y lo introducimos en la nevera y lo dejamos 2 horas.

  1. Una vez pasado este tiempo, con una espátula movemos la masa enérgicamente. 
  2. Disponemos un molde para cupcakes o magdalenas con las cápsulas de papel y las llenamos tres cuartas partes de su capacidad.
  3. Espolvoreamos las magdalenas con el salvado de trigo y las horneamos 20 minutos a 180ºC (en el libro son 14-16 minutos a 210ºC), eso dependerá de cada horno.


FUENTE:http://cupcakestartasymas.blogspot.com.es

CALABAZA CHESEECAKE

Una tarta realmente otoñal y muy rica con el puré bajamos la cantidad de queso, con lo cuál es más ligera que las típicas tartas de queso, la calabaza asada al horno con el sirope de arce, le da un sabor espectacular.



INGREDIENTES :
Tarta 22 Cms. Ø
Base
  • 200 gr. Galletas Digestive.
  • 25 gr. Azúcar Moreno.
  • 100 gr. de Nueces.
  • 100 gr. de Mantequilla.


Relleno
  • 700 gr. Calabaza tipo Cacahuete.
  • 2 Cucharada de Jarabe de Arce.
  • 2 Huevos.
  • 100 gr. de Azúcar Moreno. yo (50 grs. de tagatosa)
  • 200 gr. de Queso Philadelphia.
  • 200 gr. de Crème Fraîche.
  • 1 Cucharadita de Extracto de Vainilla.
Decorar
  • 8-10 mitades de Nueces.
  • 100 ml. de Nata líquida.
  • Canela en polvo para espolvorear.

PREPARACIÓN:
 
Antes de empezar con la receta, tendríamos que tener preparado el puré de calabaza de un día para otro. En mi caso lo preparé la noche anterior. Para preparar el puré, cortamos la calabaza en trozos grandes hasta conseguir un peso de unos 700 gramos y con la ayuda de una cuchara le quitamos las pepitas. Forramos una bandeja de horno con papel para horno y sobre el papel colocamos los trozos de calabaza, de forma que la parte cortada quede para abajo. A continuación rociamos el jarabe de arce sobre la calabaza y metemos la bandeja al horno. Horno a 180ºC durante 35-40 minutos o hasta que al pinchar la calabaza este blandita.
Retiramos la bandeja del horno y dejamos enfriar. Una vez esté templada, le quitamos la cáscara y la trituramos hasta conseguir una crema suave. A más a más, pasaremos la crema por un colador. El puré como he comentado antes es mejor dejarlo de un día para otro, ya que de esta forma potenciaremos más el sabor de la calabaza con el jarabe de arce.
Ya con el puré listo del día anterior empezamos la tarta. En primer lugar preparamos la base, para ello trituramos las nueces junto a las galletas y el azúcar moreno. Cuando tenemos todo esto bien triturado, derretimos la mantequilla y la añadimos a la mezcla anterior. Con la ayuda de un tenedor, por ejemplo, removemos bien para que quede la masa bien impregnada y con una consistencia homogénea. Antes de seguir debemos tener preparado un molde redondo de unos 22 centímetros, con su base forrada con papel de horno. Ya con el molde preparado, vertemos la mezcla anterior en el molde, la repartimos y hacemos un poquito de presión para que quede compacta. Metemos el molde en el frigorífico mientras preparamos el relleno.
En un bol mezclamos el queso crema con la crème fraîche, hasta conseguir una crema homogénea. A continuación añadimos la mitad del azúcar moreno ( 50 gramos ), volvemos a batir. Sin dejar de batir añadimos también el extracto de vainilla y las yemas de los huevos ( primero echar una y una vez integrada, echar la otra ). Seguidamente echamos el puré de calabaza y volvemos a batir hasta que este todo integrado perfectamente. Reservamos.
Por otro lado, montamos las claras, cuando estén casi montadas, añadimos el resto del azúcar moreno y terminamos de montar.
Por último integramos las claras de una forma gradual en la mezcla de queso. sacamos el molde del frigorífico y vertemos el relleno sobre la base.

Preparamos el horno a 160º C con una bandeja con agua en la parte de abajo ( de esta forma evitaremos que se nos agriete la tarta )  y una vez alcanzada la temperatura del horno, metemos el molde, durante 40-45 minutos o hasta observar que la masa está ligeramente firme por la parte superior. Llegados a este punto, apagamos el horno y dejamos ligeramente entre abierta la puerta del horno. No sacaremos el molde hasta que no esté la tarta completamente a temperatura ambiente ( aproximadamente 1 hora ).
Sacada ya la tarta del horno, metemos en el frigorífico durante toda una noche.
Media hora antes de presentarla en la mesa, la retiramos del frigorífico y con la ayuda de un cuchillo, desmoldamos con cuidado.
Podemos decorarla con un poco de nata montada, unas nueces, pipas de calabaza caramelizadas, un poco de canela espolvoreada.Yo la decore con pipas de calabaza caramelizadas y calabaza rallada confitada.
Utiliza la calabaza en tus bizcochos, galletas o como en este caso en tartas de queso …. una delicia !!!!







FUENTE: http://www.lareposteriademiguel.com/

BIZCOCHO DE CIRUELAS CON AVELLANAS Y ALMENDRAS

Hoy os traigo un bizcocho vegano lleno de sabor y texturas, una delicia la receta es del libro delicias veganas del chef Toni Rodríguez.



INGREDIENTES.

320 de harina espelta integral usé yo
250 de azúcar morena (yo la mitad en tagatosa)
1 cucharadita de sal marina
2 cucharaditas de levadura
1 cucharadita de canela
180 de aceite de girasol
250 de leche de soja o avena
120 de ciruelas 
50 de avellanas
50 de almendras



PREPARACIÓN:

En un bol mezlamos la harina, el azúcar, la sal, la levadura y la canela.

Añadimos el aceite y la leche. Mezclamos bien hasta obtener una masa fina y homogénea.

Incorporamos las ciruelas, las avellanas y las almendras.

Introducimos la masa en un molde rectangular, espolvoreamos azúcar por encima y horneamos a temperatura de 180º hasta que estè bien cocida.

BANANA BREAD (PAN DE PLÁTANO)

Hoy os voy a hablar de uno de los postres más famosos de la cocina estadounidense. Como si de Hollywood se tratase la cocina estadounidense va desde la famosa hamburguesa al musical “brownie”, tartas y postres como la red velvet, el carrot cake, el tentador pastel de carne y como no, el “Banana nut bread” o pan, bizcocho, panqué de plátano. Vamos a quedarnos con este último que también es mi preferido.

El origen de este dulce tan famoso en EEUU es incierto. Sabemos que los griegos hicieron pan con miel, especias y frutas, y también sabemos que Plinio tuvo conocimiento del plátano (los describió en el 77 DC). Por lo tanto, podemos suponer que los griegos podrían añadir plátano en sus panes en aquella época, aunque nada que ver con el pan de plátano que conocemos hoy en día. La preparación del banana bread se popularizó en EEUU con el descubrimiento del leudante químico, que producía gas de dióxido de carbono en las masas. Están documentadas las primeras pruebas con leudantes en la cocina en el libro de Amelia Simmons en 1796, “American Cookery”,. Así que el pan de plátano como lo conocemos (un pan rápido) podría haber sido hecho por primera vez en EEUU en el siglo XVIII cuando las amas de casa descubrieron la levadura química o polvo de hornear como un agente químico de fermentación para sus panes

. La sencillez de esta receta llevó a que fuese uno de los bizcochos preferidos de los hogares americanos y luego se extendiese al resto del mundo. La mezcla de un pan rápido con plátano tiene mucho que ver con las famosas recetas de aprovechamiento, este pan dulce siempre ha sido una forma deliciosa de tomar los viejos que se quedan en la frutera y convertirlos en algo comestible, así que todo ese dinero tan duramente ganado no se va por el desagüe.

INGREDIENTES

  • 200 g. de harina de trigo tipo repostería
  • 200 g. de azúcar blanquilla
  • 200 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 4 plátanos de Canarias muy maduros.
  • 4 huevos
  • ½ cucharada de bicarbonato sódico.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 pizca de sal
  • 100 g. de nueces picadas.
  • 120 ml. de leche entera
  • 100 grs. de pepitas de chocolate


PREPARACIÓN DEL BANANA BREAD

  1. Engrasamos un molde de bizcocho, he elegido tal como veis en la foto uno de cake, pero podéis emplear el que más os guste. Untamos con mantequilla y espolvoreamos con un poco de harina.
  2. Introducimos en un bol los plátanos (que estén muy maduros), el azúcar y la leche. Machacamos con un tenedor hasta que quede un puré ligero pero en el que se noten los trozos de plátano, este puré es el que le va a dar al pan ese toque delicioso, con un ligero dulzor pero no demasiado.
  3. Tamizamos la harina para evitar pequeñas impurezas. Añadimos el bicarbonato (polvo de hornear o levadura química tipo Royal si no tenéis en casa) y sal al cuenco. Removemos juntando estos ingredientes.
  4. Mezclamos la mantequilla en pomada (a temperatura ambiente) y la esencia de vainilla hasta que esté cremosa, luego incorporamos los huevos uno a uno. Añadimos todo a la anterior mezcla, lo batimos bien hasta que quede una suave crema de bizcocho.
  5. Una vez que tengamos la crema base viene el paso más importante, mezclamos con los trozos de plátano machacados que repartiremos con un tenedor por la crema, que se vean sus trocitos.
  6. Vertemos la mezcla en el molde de cake e introducimos las nueces picadas, el chocolate. La combinación nueces-plátano y chocolate es insuperable, aunque también podéis emplear otros frutos secos que tengáis a mano, todo depende de vuestra creatividad.
  7. Horneamos el bizcocho en el horno precalentado a 180º C unos 40-45 minutos (tal como comenté en alguna otra receta, todo depende del horno, siempre mirad con un tenedor que se quede seco). Los últimos 10 minutos tapad el pan con un trozo de papel de aluminio para que no se os quede muy tostado.
  8. Sacamos del horno y dejamos enfriar. Desmoldamos con cuidado y a probarlo.
La leche no iba en la receta original pero le da al bizcocho un toque más cremoso. Podéis quitarlo de la receta si lo deseáis, sale bastante parecido. Otra ventaja de este postre de desayuno o merienda es que te dura varios días gracias a la textura que le da el plátano que hace que parezca que está recién hecho.

FUENTE: http://recetasderechupete.hola.com/

SERPIENTE DE FRANGIPANE, PISTACHOS Y AGUA DE ROSAS

Está serpiente de pasta filo es típica de la cocina marroqui se llama mahancha que quiere decir culebra o serpiente, rellena de frangipane con estos aromas es una delicia, el agua de rosas da un aire muy sutil de delicias turcas te convence que estás realmente en marruecos, la ralladura de naranja y limón le da una chispa de vida y sabor, puedes poner distintas especias, hinojo, canela... pero yo me he decidido por está más simple.


INGREDIENTES:

-Pasta filo
-375 grs. de mantequilla
-375 grs. de azúcar glass (yo tagatosa la mitad)
-3 huevos
-375 grs. de almendras molidas
-1 cucharada de harina
-Ralladura de una naranja y un limón
-Pistachos machacados
-3 cucharadas de agua de rosas
-Petálos de rosas (opcional)


PREPARACIÓN:

En un bol mezclamos la mantequilla con el azúcar, todo se unirá, luego pondremos los 3 huevos empezamos a mezclar todo en este punto parece que está cortada, pero en cuanto agregamos el polvo de almendras obtendremos una consistencia fabulosa ,le pondremos una cucharada de harina común, las ralladuras de limón y de naranja que es un sabor clásico en marruecos y muy popular, los pistachos machacados, también muy clásicos por allí, le darán ese encantador toque verde y luego el agua de rosas, el agua de rosas es algo muy importante mezclamos todo muy bien.


Y empezamos para hacer nuestra serpiente necesitamos algo de espacio en una mesa limpia algo grande, ahora 10 láminas de masa las extiendo poniendo unas al lado de otra en todo los largo de unos dos metros de largo y luego vamos hacer la serpiente lo que haremos es el relleno  ponerlo a cucharadas por todo lo largo hasta llegar al final, espolvoreamos con un más de azúcar y petálos secos de rosas le dan mucho aroma, ahora vamos a enrrollar, es igual que enrrollar un cigarro grande enrrollamos bien hasta el final y finalmente enrrollamos hacía dentro en forma de circulo como una ensaimada, mientras esto se cocina la pasta de almendras se inflará dentro, la metemos en un molde y al horno unos 180 grados durante unos 40 o 45 minutos hasta que esté crocante dorada y deliciosa.


Sacamos del horno y espolvoreamos con azúcar glass y petalos de rosas se ve muy marroqui, al cortar escuchen el sonido crujiente.
Se puede servir tibia con helado de vainilla o crema agría, y además para seguir con el tema marroqui se puede hacer una salsa de dátiles:



SALSA DE DÁTILES:

-Una taza de dátiles sin hueso
-dos tazas de zumo de naranja
lo metemos en el robot y triturar.

Esto encima del helado y el pastel es una maravilla. Un poco del pastel un poco del helado y la salsa sin palabras.