NATILLAS DE GOFIO CON GARRAPIÑADA DE GOFIO

Un año más llega el día de Canarias y para celebrarlo os traigo un postre sencillo y delicioso con dos de nuestros productos más canarios, el gofio y el plátano canario. Se mezcla el sabor del plátano flambeado con amaretto, vainilla y azúcar moreno junto a la cremosidad de las natillas y el topping de garrapiñada de gofio idea de mi amiga bloguera Irmina, su blog es una obra de arte de los postres, el zurrón de los postres os aconsejo que lo visitéis, les gustará. FELIZ DÍA DE CANARIAS.




INGREDIENTES:

Para el plátano flambeado:


3 plátanos
2 cucharadas de azúcar moreno
Un trocito de mantequilla
Vainilla
Ralladura limón
Chorrito de amaretto




Para las natillas:

3 huevos
750 de leche
20 gramos de maicena
150 de azúcar morena
2 cucharadas de gofio
Un chorrito de amaretto
1 cucharadita de canela

Para la garrapiñada de gofio:

Una cucharada de aceite girasol
Media cucharada de azúcar
2 cucharadas de gofio




PREPARACIÓN:

En primer lugar comenzamos poniendo en una sartén un poco de mantequilla, los plátanos troceados, el azúcar, la vainilla y removemos para caramelizar, un  chorrito de amaretto y la ralladura de limón, y reservamos.

Seguimos con la garrapiñada de gofio ponemos el aceite, el gofio y el azúcar en una sartén a fuego medio hasta que se derrita el azúcar, se tuesta un poco el gofio y vamos removiendo, hasta dejarla Cómo una especie de garrapiñada, al enfriar queda crujiente.

La natillas se pueden hacer de manera tradicional, pero yo las hice en la mycook, poner los ingredientes para la natilla, 10 minutos, temperatura 100, velocidad 3, y para terminar 1 minuto, velocidad 2.

Montamos en vasitos abajo el plátano, la natilla, y la garrapiñada de gofio, o una galleta.
















TARTA DE CREMA PASTELERA Y FRUTAS

Traigo esto delicioso pastel que hice para el cumpleaños de mi hermano Mario, el único que cambió fue que yo la hice con tagatosa, ya que mi hermano es diabético, pero quedó igual de buena, y fué un éxito.







Para hacerla necesitaremos:
1-Crema pastelera
2-Yema
3-2 bizcochos de plancha de 32 x 28
4-Jarabe de calar al ron
5-Nata montada
6-fruta variada al gusto
7-brillo para tartas.

1-CREMA PASTELERA

Ingredientes:

500 ml de leche, 2 huevos, 100 gramos de azúcar, 45 gramos de maicena, 1 cucharadita de extracto de vainilla.
Calentar la leche junto con el aroma hasta que hierva, retiramos del fuego y tapamos con film para que se infusione. Mezclar en un bol el azúcar, huevos y almidón sin batir demasiado para que la yema no pierda el color. Añadir una parte de la leche infusionada y mezclamos para que el huevo no se cuaje, se termina de añadir toda la  leche y lo pasamos por un chino Devolver al fuego hasta que cuaje, sin dejar de remover. Dejar enfriar tapada con un film tocando la superficie de la crema o bien removiendo de cuando en cuando para que no se forme costra.



2-YEMA

Ingredientes:

200 gramos de huevos, 200 gramos de azúcar,  90 ml de agua y 10 gramos de maicena
Mezlcar los huevos y el agua con la varilla despacio sin formar espuma, colar con un chino dando vueltas fuertes con la varilla para eliminar que pase la clara de huevo. Mezclar el azúcar y la maicena. Añadir esta mezcla al cazo donde tenemos los huevos con el agua, calentar hasta que se espese como si fuese una crema pastelera, sin dejar de remover para que no se pegue, una vez lista la pasamos a una fuente o molde y la vamos moviendo con una lengua durante unos 10 minutos hasta que este fría, de este modo evitamos que se oxide y se vuelva verde.

3-BIZCOCHO DE PLANCHA

Ingredientes:

6 huevos, la mitad del peso de los huevos de harina y la misma cantidad de azúcar.
Precalentamos el horno a 220º C. Prepararemos los bizcochos  de uno en uno. Pesamos 3 de los huevos sin cascara, pesamos la mitad de esa cantidad de harina, y la misma cantidad de azúcar. En caso de disponer de un robot de cocina procedemos a montar los huevos con el azúcar hasta que queden bien montados. Se pueden montar también con la varillas al baño María, sin parar de batir porque se nos pueden cuajar si no tenemos cuidado, unas vez bien montados añadimos con cuidado la harina, con movimientos envolventes o bien en la maquina a muy baja velocidad para que no se bajen. Ponemos en una manga pastelera y cubrimos la bandeja del horno que previamente habremos forrado con papel de horno. Cocemos durante 5 minutos, sacamos del horno y pasamos a una rejilla para enfriar. Hacemos el otro bizcocho de la misma manera con los otros 3 huevos.

4-JARABE DE CALAR AL RON

Ingredientes:

150 ml de agua, 150 gramos de azúcar, 50 ml de ron.
Poner el agua y el azúcar en un cazo hasta que hierva, dejar un minuto, apartar del fuego y poner el ron. Dejar enfriar.




5-NATA MONTADA

Ingredientes:
400 ml de nata 35% de materia grasa, 32 gramos de leche en polvo, 80 gramos de azúcar


Poner todos los ingredientes en la batidora añadiendo primero la nata y luego los sólidos,
batir  a velocidad media con las varillas hasta que veamos que queda bien montada. Para que quede bien la nata tiene que estar bien fría (3º C), vigilar de no batir en exceso para no convertir la nata en mantequilla.

6-FRUTA VARIADA

Ingredientes:
Cantidad suficiente de fresas, 2 kiwis, 2 naranjas, piña natural o al natural de lata.
Lavar las fresas y cortarlas por la mitad, pelar los kiwis y hacerlos rodajas, pelar las naranjas a lo vivo sin dejar nada de blanco, cortarlas en rodajas y luego las rodajas por la mitad, si usáis piña natural tenéis que pelarla y cortarla en trozos regulares. Si la piña es de lata hay que escurrirla bien y cortarla en trozos.

7-BRILLO PARA TARTAS

250 ml de agua, 3-4 cucharadas de azúcar, 1 sobre de brillo para tartas de Lidl

Poner todos los ingredientes en un cazo y remover hasta que el contenido del sobre esté bien disuelto, poner al fuego y llevar a ebullición.

 Para montar la tarta pondremos uno de los bizcochos,  lo calamos con el jarabe, ponemos la crema pastelera en una manga y la extendemos sobre el bizcocho, pondremos el otro bizcocho, lo calamos también y sobre el extendemos una fina capa de yema, cubrimos la yema con azúcar y procedemos a quemarla con una plancha o soplete de cocina, una vez que tengamos la yema quemada (la tarta ya podría servirse así) disponemos de forma ordenada las frutas. Preparamos el brillo para tartas y lo extendemos sobre la fruta con una brocha de cocina, hay que hacerlo con rapidez porque cuaja muy rápidamente. Decoramos los lados con la nata montada y ya tendremos la tarta lista. Conservar en la nevera hasta que se vaya comer.









Fuente: la gata curiosa.com

PAN DE LIMÓN

Hoy os invito a probar este delicioso pan de limón con glaseado que está de muerte cuando lo sacas del horno se deshace en la boca y ese sabor dulce y ácido del limón es una maravilla.





Ingredientes:

Para la masa
350 gr de harina
2 huevos L
75 gr de azúcar
1 sobre de levadura seca, de panadería
125 ml de leche
100 gr de mantequilla
1 cucharada de extracto de vainilla
Pellizco de sal

Para el relleno
100 gr de azúcar
100 gr de mantequilla
4 cucharadas de ralladura de limón




Para el glaseado
4 cucharaditas de zumo de limón
200 gr de azúcar glas

Mezclamos la harina, el azúcar, la levadura y la sal en un bol grandote o en el vaso del amasador
En un recipiente adecuado para microondas, calentamos la leche y la mantequilla. No hace falta que la mantequilla esté totalmente fundida.
Blandita,Por lo tanto, el conjunto, estará tibio.

Añadimos los líquidos (Mantequilla blandita con leche tibia) a la mezcla de harina, agregamos la vainilla y mezclamos hasta que se humedezca. 
Añadimos los huevos, de uno en uno, sin dejar de batir.
Cambiamos el mezclador, por el gancho de amasar (o sea... a amasar) y trabajamos la masa durante 5 minutos.

Preparamos un recipiente bien engrasado y colocamos allí la masa. Cubrimos y esperamos hasta que doble su tamaño.
Mientras la masa está en reposo, hacemos el relleno mezclando el azúcar, con la mantequilla y la ralladura de limón. 
Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos un molde para plum cake de 23 cm.

Sobre una superficie enharinada, extendemos la masa en un  rectángulo. Untamos  el relleno uniformemente sobre la masa, con una espátula de goma o una brocha. Cortamos la masa en seis tiras, cada una de aproximadamente 4 cm de ancho y las apilamos una encima de otra.
Cortamos las tiras apiladas en 6 rectángulos más pequeños y las apilamos en el molde, de lado, para que los cortes queden hacia arriba. 
Puede ser que sobre espacio alrededor de los bordes; no te preocupes,  el pan crecerá durante el reposo y al hornearlo, llenará el molde. 
Cubrimos el molde con film y dejamos reposar en un lugar cálido de 30 a 50 minutos, o hasta que casi haya doblado su volumen. Horneamos de 30 a 35 minutos hasta que el pan esté dorado. Podemos cubrir la parte superior con papel de aluminio si se dora demasiado rápido.  Sacamos el pan del horno y dejamos enfriar en el  molde, durante 15 minutos.


Mientras, hacemos el glaseado de limón, mezclando el azúcar en polvo y el zumo de limón hasta que quede suave.
Cubrimos con el glaseado y servimos caliente o a temperatura ambiente.










Fuente:http://www.saborencristal.com/2015/11/lemon-pull-apart-bread.html

LA TORRIJA PERFECTA

El chef Jesús Puebla, repostero del Hotel InterContinental de Madrid, lleva 44 años haciéndolas. Aunque ha experimentado con diversas variedades (como las torrijas de vino blanco o unas que elabora con pasta filo y helado), todos los años, desde que empezara a trabajar en la madrileña pastelería González, en Semana Santa tira de tradición, elaborando las torrijas “de toda la vida”.


Puebla admite que las torrijas en las pastelerías “están bastante caras”,sobre 12,5 euros el kilo como mínimo. Y esto se debe, asegura, a que “es muy latosa de hacer”. Pero "latoso" no quiere decir "difícil". Dado lo sencillo del proceso, es un dulce que merece la pena elaborar en casa. Estos son los pasos que Puebla recomienda seguir para hacer la torrija perfecta.

1. El pan




El pan, mejor casero.
Puebla explica que la mejor torrija es la que se realiza con pan casero. En el hotel elaboran pan para torrijas todas las semanas: tiene menos poros y admite más leche. “El pan que normalmente te venden para realizar torrijas”, asegura el chef, “es parecido a una baguette. Nuestro pan es más concentrado, la miga es más densa y tiene menos alveolos”.



El chef recomienda usar un pan que sea del día anterior, pero si no es suficientemente compacto, advierte, no va a retener bien la leche
Así que, para elaborar la torrija perfecta, apunta Puebla, lo primero es conseguir un pan en condiciones. Puedes atreverte a hacerlo en casa, ya que no es muy complicado , y hay pastelerías que realizan buen pan para torrijas. Si no puedes hacer ninguna de las dos cosas, el chef recomienda usar un pan que sea del día anterior, pero si no es suficientemente compacto, advierte, no va a retener bien la leche.



2. La leche




Es importante empapar bien el pan con la leche.
Esto es muy sencillo. Pon un litro de leche entera, una rama de canela y 100 gramos de azúcar en un cazo. Caliéntalo y, antes de que hierva, apaga el fuego.Empapa bien las torrijas en la leche y déjalas reposar en una bandeja. Es importante que dejes “descansar” las torrijas durante unos 5 o 10 minutos para que 

3. El rebozado y la fritura




Para freír las torrijas el aceite debe tener una temperatura de unos 170 grados.
Para freír las torrijas el aceite debe tener una temperatura de unos 170 grados.
“Una vez que el pan ha chupado bien la leche y veas que las torrijas están jugosas –explica Puebla– las pasas por huevo batido, tranquilamente, de un lado y del otro, y comienzas a freírlas”.
Si vas a hacer bastantes torrijas no debes olvidar colar el aceite cada cierto tiempo para evitar que se adhiera la rebaba requemada del huevo
La mayoría de panaderías, pastelerías y bares, asegura Puebla, fríen las torrijas en aceite de girasol y, aunque también se puede utilizar el de oliva, no hay nada de malo en emplearlo. El aceite debe calentarse a unos 170 grados. Para saber si ha alcanzado la temperatura adecuada, el chef recomienda echar en el aceite una peladura de naranja. Cuando chisporrotee podemos empezar a introducir las torrijas, manteniendo el fuego a media potencia y dando la vuelta a estas para que se frían por las dos partes. “Si tienes una placa de inducción o vitrocerámica, lo mejor es calentar el aceite al nueve y, cuando el aceite esté caliente, bajarla sobre el seis o el siete”, puntualiza. Bastan dos minutos para freír cada torrija, pero es importante echarlas como mucho de dos en dos, para que el aceite no se enfríe.
También se pueden cocinar en la freidora, donde controlaremos mejor la temperatura, pero es importante que el aceite sea nuevo, máxime teniendo en cuenta que lo más probable es que lo hayamos usado para freír alimentos salados.  
Durante la fritura es importante estar atentos a que las torrijas no se quemen. Si vas a hacer bastantes, no debes olvidar colar el aceite cada cierto tiempo (Puebla lo hace cada 15 torrijas aproximadamente) para quitar la rebaba del huevo. Así evitarás que las torrijas se llenen de los puntitos negros, tan habituales como poco agradables.

4. El sirope




La miel acompaña muy bien a las torrijas.
Las torrijas se pueden servir tal cual, pero lo habitual es añadir algo de dulzor, en forma de sirope. Lo ideal es que este, en cualquier caso, no sea demasiado empalagoso. Si se quiere añadir miel es preferible cocerla con un poco de agua, creando un agua miel más suave. Otro sirope que se suele realizar para las torrijas es un jarabe de azúcar y agua, al 50%. Basta hervir la mezcla hasta que se reduzca el agua y, al finalizar, añadir una ramita de canela o unas peladuras de naranja, que aportan un agradable aroma.
Puebla utiliza ambos siropes: “Primero les echo la miel y luego les pongo un poquitín de jarabe”.

5. La presentación




He aquí la torrija perfecta.
“Como mejor está la torrija es en el día”, explica Puebla. “En el momento en que la metes en la nevera coge frío y se queda un poco tiesa”. Lo ideal es servir la torrija a temperatura ambiente. “Nosotros en el hotel hacemos 15 o 20 por la mañana, para servirlas como postre en la comida –explica el chef– y para la cena hacemos otra tanda. Un cliente no puede recibir una torrija que esté seca”



FUENTE:el confidencial

TARTA DE PERAS Y CABELLO DE ANGEL

Con estos días de frío Me encanta ir al campo con una empanada casera que podéis ver en Recetas para enamorar y una tarta de frutas para disfrutar de lo verde y bonito que está el campo y de paso hacer fotografías como estas. Y este pastel es delicioso



ingredientes:

Para la masa:


250 g de harina de
mantequilla 150 g
100 g de azúcar
1 huevo,
la ralladura de limón
400 g de membrillo
media taza de agua.
1/2 sobre de levadura royal
toque de vainilla



Para el relleno:

cabello de ángel
ralladura de limón
canela
Peras 2 o 3

PREPARACIÓN:

En un bol mezclar la harina, la mantequilla (que debe estar blanda), el huevo, la vainilla y limón.Vamos amasando solo lo justo para que ligue todos los ingredientes la metemos en un bol y cubrir con film y dejar en la nevera entre media y una Acomodamos la masa en el molde dejando un poco para las tiras de arriba.


Llenarlo con cabello de ángel y las peras cortadas en gajos aromatizadas con la ralladura de limón y la canela.
Y cortamos tiras de masa para ponerlas entrecruzadas.

Pintar con huevo batido y hornear durante 30 a 40 minutos. Cuando la saquemos del horno pintar con miel líquida.
Yo la acompañé de crema agria.



TARTA DE MOUSSE DE PERA Y CHOCOLATE

  • Cómo me gusta esta tarta!. Tiene una presentación muy bonita, es fácil de hacer y me encanta el suave sabor a pera del relleno, “nata con sabor a pera”, jeje.
    Si os gusta la nata montada o las tartas-mousse que se hacen con nata montada y a las que añadimos fruta o algún aroma, seguro que ésta os encanta.
    Es mejor hacerla de un día para otro, para que el relleno cuaje perfectamente

  • Ingredientes:
Una base de bizcocho.

Para la mousse de pera:
– 5 hojas de gelatina
– 150 gr. de azúcar
– 200 gr. de peras (sin piel y sin pepitas) + 2 peras sin pelar para decorar
– 50 gr. de agua
– 1 cucharadita de zumo de limón
– 500 gr. de nata para montar (35% m.g.), muy fría
– 200 gr. de azúcar
– un poco de mantequilla, para engrasar el molde


Para decorar:
– 2 peras cocidas, cortadas en láminas
PREPARACIÓN:
Ponemos las hojas de gelatina a remojo en un bol con agua fría.
Ponemos 200 gr. de azúcar en el vaso y la pulverizamos durante 20 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10. Reservamos en un bol.
Sin lavar el vaso, echamos las peras peladas y sin pepitas, 150 gr. de  azúcar, el agua y el zumo de limón. Programamos 10 minutos, temperatura 100º y velocidad 2.
Añadimos las hojas de gelatina bien escurridas y mezclamos durante 20 segundos, a velocidad progresiva 5-7.
Vertemos esta compota en un bol y dejamos que temple. Mientras, aclaramos y secamos el vaso. Lo metemos un par de minutos en el congelador o en el frigorífico para que esté bien frío.
Colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos la nata. Montamos a velocidad 3½, sin tiempo, estando muy pendiente y mirando por el bocal para que no se nos pase.
Cuando esté montada, añadimos el azúcar glas reservada y la compota de pera ya templada. Mezclamos con la espátula, mediante movimientos envolventes para que no se baje la nata (yo lo echo todo en un bol grande porque me resulta más cómodo para mezclarlo con la espátula).
En un molde ponemos en el fondo el bizcocho y seguidamente la mousse de pera metemos un poco en el congelador para que cuaje mientras hacemos la mousse de chocolate.

Mousse de chocolate:

INGREDIENTES:

Para la Mousse:
150 gr. de Chocolate fondant
2 hojas de Gelatina (4gr.) + 25 gr. de Nata
3 Huevos medianos
50 gr. de Azúcar blanquilla
200 gr. de Nata para montar




PREPARACIÓN:

Separar las yemas y las claras de los huevos.
Poner a remojar en agua fría las hojas de gelatina.
(1).- Batir las claras de los huevos hasta que estén esponjosas, añadir poco a poco el azúcar mientras se sigue batiendo hasta que las claras adquieran una consistencia firme, lisa y brillante. Reservar.
(2).- Batir la nata hasta que quede firme, incorporar las yemas y mezclar bien.
Calentar los 25 gr. de nata y disolver en ella la gelatina escurrida.
Trocear el chocolate y fundirlo al baño maría o en el microondas, añadir la mezcla de nata y gelatina caliente y remover bien.
(3).- En un bol amplio poner las claras batidas, incorporar poco a poco mezcla de nata y yemas y remover con delicadeza.
(4) y (5).- A continuación agregar el chocolate y batir enérgicamente hasta que esté bien mezclado y el color sea homogéneo.
(6).- Verter la mousse con cuidado sobre la mousse de pera si ya ha cuajado y meter en el congelador hasta que cuaje.
Decorar con las peras y desmoldar con cuidado.