MOUSSE DE CHOCOLATE VEGANO CON AGUACATE

Éste mousse no tiene lácteos, ni gluten y ni azúcar refinada, está hecho a base de aguacate el cuál es una de las frutas con mayores beneficios para nuestra salud. Entre los beneficios más conocidos tenemos que:
  • Ayudan a regular el azúcar en la sangre.
  • Por su alto contenido de vitamina K promueven los huesos fuertes.
  • Ricos en vitamina B.
  • Esta comprobado que ayudan a disminuir el colesterol.
Siempre utilizamos el aguacate en platos salados, en ensaladas, en guacamole, sin embargo nunca en cosas dulces, se van a impresionar de la cremosidad y el sabor que el aguacate aporta a ésta receta.



INGREDIENTES:

  • 2 aguacates maduros
  • 1/2 taza de néctar de agave
  • 1/4 taza de cacao en polvo
  • 2 cucharadas de aceite de coco (opcional)
  • Pizca extracto de vainilla (opcional)

PREPARACIÓN:

Cortamos longitudinalmente los aguacates por la mitad para poder quitarles el hueso facilmente y poner la pulpa con ayuda de una cuchara en el vaso de la batidora. Añadimos el néctar de agave y el cacao en polvo y batimos todo bien hasta que la textura se quede suave.
Ponemos nuestra mousse cruda en los recipientes (cuencos o copas) donde la vayamos a servir y la dejamos enfriar en la nevera. Una buena idea es alternar capas de frutas (fresas, kiwi, etc.) y mousse en las copas antes de meterlo en la nevera.

Comentarios a la receta

Para darle un toque distinto a nuestra receta crudivegana podemos añadir 2 cucharadas de aceite de coco y una pizca de vainilla.
El néctar de agave (también llamado sirope o miel de agave es una alternativa sana y cruda al azúcar refinado para endulzar nuestros postres. Podemos encontrarlo en herbolarios y tiendas especializadas en alimentación natural. El sirope de agarre tiene un bajo índice glucémico y no requiere insulina para ser metabolizado, por lo que es una buena alternativa personas con diabetes.


FUENTE: http://www.vegetarianismo.net/

CHEESECAKE DE VAINILLA Y CARAMELO SALADO

Este pastel lo tiene todo, es una tarta de queso en una masa de galletas, crema agria y un delicioso caramelo color ámbar, vamos que se come en un día porque más no creo que te sobre.Y ahora os invito a este atractivo pastel de queso.




INGREDIENTES: (molde 22cm)

Base:

-270 grs. de galletas (tipo divestive)
-30 de almendras molidas
-85 de mantequilla derretida

Tarta de queso:

-500 grs. de requesón
-350 grs de queso ricota
-175 grs. de azúcar morena
-4 huevos
-1/4 cucharadita de sal
-Vainilla en vaina o extracto de vainilla

Crema:

-250 de nata muy fría 36%
-250 de nata agría 
-1 cucharada de azúcar en polvo
-1 cucharadita de vainilla

Salsa de caramelo salado:

160 gramos de azúcar
60 gramos de mantequilla salada
1’5 o 2 gramos de sal
115 gramos de nata o crema de leche.

Para servir:

-Sal en escamas

PREPARACIÓN:

El fondo del molde envolverlo con  papel de horno, el exterior envolverlo con film de plástico porque tenemos que meterlo al baño maría.
Empezamos con la base de galletas poner en el robot junto con las almendras molidas y la mantequilla derretida, mezlar bien.Acomodarla en el molde por todo el fondo y los lados y meter en la nevera una hora.

Precalentar el horno a 160º. Preparar un plato o bandeja redondo o cuadrado, más grande que el molde en el que hornear la tarta de queso (tendrá que cocer al horno al baño maría) Preparar agua hirviendo.

mezlar bien el queso ricotta con el azúcar, añadir los huevos uno a uno y seguir mezclando, la sal y la vainilla, verter encima de la base de galletas dejando unos dos dedos sin rellenar.

Llenar  el plato o bandeja con el agua hirviendo y encima el molde. Tiene que cubrir hasta la mitad del molde

Hornear apróximadamente 1 hora y 30 minutos. Después retirar del horno y dejar enfríar en la nevera al menos 3 horas o toda la noche.




SALSA DE CARAMELO SALADO:


Pon el azúcar en un cazo a fuego medio y haz un caramelo oscuro. Cuando la totalidad del azúcar se haya fundido retira el cazo del fuego e incorpora la mantequilla troceada y la sal , mezcla bien.
Para que la nata se integre mejor al caramelo y evitar que se hagan grumos, tenla a temperatura ambiente o tibia. Incorpora la nata a la preparación anterior poco a poco, a la vez que vas batiendo con una espátula para que se integre.
Una vez obtenida la salsa de caramelo de mantequilla salada, pásala a un tarro de cristal y déjala enfriar antes de tapar, espesará cuando se enfríe. Con estas cantidades obtendrás unos 300 gramos de salsa, puedes conservarla en el tarro cerrado para su posterior uso y servirla fría o caliente.
Si deseas el caramelo de mantequilla más denso para utilizarlo como relleno, reduce la cantidad de nata o aumenta la cantidad de azúcar, y si lo quieres más líquido, añade un poco más de nata o sencillamente caliéntalo antes de servirlo.
CREMA AGRIA:
Mezclar la nata con la crema agría , una cucharada de azúcar en polvo y la vainilla.
Sacar nuestro pastel del la nevera y rellenar hasta el borde con la crema agría. Servir con salsa de caramelo y escamas de sal marina.


FLAN DE QUESO EN 10 MINUTOS


Este flan es una maravilla, sin huevos, sin horno preparado en 10 minutos y además está buenísimo.


INGREDIENTES:

-Caramelo líquido comprado o (100 gr. azúcar)
-500 gr. leche
-500 gr. nata (Cocinar o montar)
-200 gr. queso de untar
-250 gr. azúcar
-2 sobres de cuajada
-1 cta. vainilla líquida o azúcar vainillado




PREPARACIÓN:

Metodo thermomix.


1- Caramelizar un molde, haciendo el caramelo con unos 100 gr. de azúcar o utilizar el comprado, como queráis. Reservar.
2- Resto de ingredientes al vaso, leche, nata, queso, azúcar (250 gr.), cuajadas y vainilla, 9 min. 100º, vel.4. Volcar sobre el molde caramelizado, (Si utilizías moldes de silicona no echéis el caramelo casero eh? Que os cargáis el molde), tapar con film pegado a la superficie. Dejar templar y llevar a la nevera unas horas.
Desmoldar , adornar y servir fría.
Dura bien 6 días en la nevera o admite perfectamente la congelación.


Metodo tradicional:



PREPARACIÓN:

1- Caramelizar un molde, haciendo el caramelo con unos 100 gr. de azúcar o utilizar el comprado, como queráis. Reservar.
2- Resto de ingredientes al vaso dela batidora y triturar con el turmix hasta que no queden grumitos: Leche, nata, queso, azúcar (250 gr.), cuajadas y vainilla. Llevar en un hervidor a ebullición, removiendo con varillas contínuamente para que no se agarre al fondo, hasta que espese y hierva.
 Volcar sobre el molde caramelizado, tapar con film pegado a la superficie. Dejar templar y llevar a la nevera unas horas.
Desmoldar , adornar y servir fría.






FUENTE:http://www.losfogonesdeanasevilla.com/

QUESADA PASIEGA "AUTÉNTICA"

La quesada pasiega es uno de los dulces nacionales que mas me gustan,Recetas de quesada hay infinidad por la red, con yogurt, con leche, con queso de burgos, con cuajada.....Esta receta que hoy os traigo, es la que mas se le parece a aquellas quesadas que tomaba yo antaño, y con la que se obtiene el sabor y la textura que mi mente y mi paladar recuerdan. La receta es de Carmen Pelayo Maza, natural de Vega de Pas y de su nieta Mamen. Además en cuanto a técnica, Esta refrendada por la receta que aparece en el libro de Concepción Herrera de Bascuñan "Cocina Cántabra" - Edt. Everest - que según detalla la autora data del año 1895.





Para los que no la conozcáis, la Quesada, es una especie de tarta bajita de crema, típica de la zona de los Valles Pasiegos de Cantabria, y que se elabora a partir de una pasta preparada a base de leche fresca de vaca cuajada, que no es sino el queso pasiego fresco, y a la que se le añade huevos, mantequilla derretida, azúcar, ralladura de limón, y canela. Antaño la quesada se cocía en el horno de leña, tras la cocción de los panes y con el calor residual, e incluso hay quien manifiesta que en lugar de azúcar se le añadía miel. Para seros sincera lo ignoro, pero no sería de extrañar, la miel se encontraba mas al alcance de los pasiegos que el azúcar refinado, al menos en aquella época.




La receta lleva un pelín mas de tiempo que si la realizásemos con yogurt o cuajada comprada, porque debemos dejar cuajar la leche, pero es infinitamente mas sabrosa y mucho mas cremosa. Nada que ver con las cuajadas duras y plastificadas que nos venden por la zona.



INGREDIENTES: (Para un molde de 20 x 20 cm)

- 1 litro de leche fresca de vaca entera (Del día pasterizada).
- 2 Cucharadas de cuajo.
- 4 huevos tamaño M-L, a temperatura ambiente.
- 100 gr. de mantequilla derretida entibiada.
- 150 gr. de azúcar. (yo morena)
- 100 gr. de harina todo uso tamizada. 
- Ralladura de 1/2 limón.
- 1 Tsp- C/P de canela molida.
- Una pizca de sal.
- Mas mantequilla y azúcar para el molde. 



PREPARACIÓN:

Comenzamos preparando la leche cuajada.

Ponemos la leche a calentar. Cuando alcance la temperatura óptima de utilización del cuajo, en mi caso 55ºC (os vendrá en el envase), añadimos dos cucharadas de cuajo. Veremos que de inmediato la leche cuaja, se corta. 
Dejamos reposar al menos 2 horas e incluso Hasta 6. Cuanto mas tiempo dejéis reposar la mezcla, mas suero saldrá, y el producto resultante será mas seco. A mi me gusta no demasiado seco, para que la quesada quede mas jugosa, así que con 2 horas suele ser suficiente. 

Con 1 litro de leche, vienen a salir Unos 500-550 gr. de leche cuajada, que es la cantidad que debemos utilizar para la quesada, no es conveniente utilizar mucho mas. Si utilizáis mas, la quesada al menos en Este molde quedará mas alta.

Por cierto, el suero no se tira¡¡¡¡ Es un ingrediente excepcional para nuestros bizcochos y masas. Es el equivalente a nuestro Preciado buttermilk tan usado en algunas culturas gastronómicas. A la nevera con él, en un frasco hermético hasta el día siguiente, ya que tampoco dura mucho tiempo. O 3 meses en el congelador

Una vez tenemos listo nuestra leche cuajada ("queso"), precalentamos el horno a 200ºC, calor arriba y abajo, y enmantequillamos Bien el molde, que no debe ser desmoldable, pues se nos escaparía la mezcla. Para mayor facilidad en el desmoldaje, podemos colocar en la base un papel de horno, o incluso utilizar los moldes de usar y tirar de aluminio. Eso al gusto.

Vamos ahora con la pasta de la quesada.


En un bowl grande batimos a mano los huevos con el azúcar y la mantequilla. No es necesario que blanqueen, simplemente que el azúcar se disuelva bien.
Una vez tenemos listo nuestra leche cuajada ("queso"), precalentamos el horno a 200ºC, calor arriba y abajo, y enmantequillamos bien el molde.


En otro bowl ponemos el queso, la canela, la ralladura de limón y la pizca de sal. Con la mano mezclamos y deshacemos el queso. Aunque no del todo. La gracia de la quesada se encuentra precisamente en que la pasta tiene una cierta textura que se la da precisamente el queso no deshecho totalmente. En el horno desaparecerán muchos "grumos" TAMBIÉN.
Incorporamos esta mezcla de queso a la de huevos. AHORA vamos añadiendo poco a poco la harina tamizada y mezclamos bien con la mano o con  una cuchara de madera, hasta que todo quede integrado. Ojo, como os he dicho, no deben desaparecer todos los grumos en el batido, ya que en el horno desaparecerán muchos  TAMBIÉN, PERO si la queréis mas lisa, batirla mas para hacerlos desaparecer en su mayoría.  
Espolvoreamos un poco de azúcar sobre la base del molde y vertemos la mezcla.

Espolvoreamos sobre ella una pizca de canela y al horno. Cocemos unos 8 minutos a 200ºC. Bajamos la temperatura del horno a 180ºC y cocemos otros 45 minutos mas. Cuando nos falten 30 minutos mas o menos, colocamos la quesada en el tercio superior del horno. Y cuando falten unos 8-10 minutos, cambiamos el calor arriba y abajo por el grill superior. De esa FORMA nuestra quesada tomará un color doradito en la superficie, pero no se nos resecará.
Sacamos del horno dejamos enfriar en una rejilla y CUANDO esté tibia desmoldamos, ya que en caliente es muy delicada y fácilmente se nos rompería al tratarse de un molde fijo y no desmoldable. 

A mi me gusta tomarla tibia, es decir mas blandita, cremosa y menos compacta,  pero se toma también a temperatura ambiente o fría,  Es mas densa y contundente, y  con mas sabor, que se potencia con el tiempo de reposo y el enfriado. Esta última FORMA es como la conocéis casi todos. Pero eso al gusto.

Lo que si os PUEDO decir es que está impresionantemente buena y que de todas las recetas que he probado, es la que podríamos denominar "autentica", no solo por las fuentes en que está basada, sino por ser la que mas se parece en textura y sabor a las quesadas que he probado  en la zona, y preparadas con productos autóctonos.



FUENTE: sweetandsour-vir.blogspot.com.es

Tarta de ricotta y peras con miel de vainilla

Bueno ya estamos de vuelta, aunque aún me quedan 10 días que cogeré a final de este mes.
Hoy traigo otra tarta de frutas ,Ya sabéis que son mi perdición y desde que vi  no he dejado de pensar en ella ni un solo momento.Es bastante sencilla de preparar,, estuvo muy a la altura de mis espectativas. El contraste entre el relleno de ricotta (combinado con vainilla, corteza de limón rallada, azúcar y pasas)  y la pasta filo crujiente la hace deliciosa. Además, me gustó mucho el toque de miel de vainilla, que le añade también muchísimo aroma al resultado final.
Así pues, os recomiendo esta receta para las cenas, comidas o meriendas veraniegas. No es nada complicada y además,  bastante vistosa. Además, viniendo de Donna Hay, el éxito está asegurado.

INGREDIENTES:

500 gr de queso ricotta
55 gr de azúcar blanco súperfino
35 gr de uvas pasas
1 cucharada de corteza de limón rallada
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 huevo
8 láminas de pasta filo
100 gr de mantequilla derretida
2 peras cortadas en finas láminas
1 cucharadita de azúcar blanco superfino
azúcar glas para espolvorear

Miel de vainilla:

-175  miel
-una vaina de vainilla

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 200º. Echar el queso ricotta , el azúcar, las pasas, la ralladura de limón, el extracto de vainilla y el huevo en un bol y mezclar bien todos los ingredientes.

Vamos poniendo una lámina de pasta filo encima de la otra, untando con mantequilla derretida cada lámina, pasamos las láminas de pasta filo a un molde 35 cm x 25cm, previamente engrasado. 

Distribuimos el relleno de queso por toda la superficie y dejamos un borde de 5cm. A continuación, ponemos las láminas de pera encima del relleno y doblamos un poco el borde para adentro.

Untamos la tarta con mantequilla y espolvoreamos la superficie con un poco más de azúcar. Hornear durante 20-25 minutos o hasta que el relleno haya cuajado y la tarta esté doradita.

Mientras la tarta se hace en el horno, prepararemos la miel de vainilla. Abrimos la vaina de vainilla a lo largo y rasparemos bien su contenido. Echamos la miel, la vaina y las semillas en una cazuela pequeña y la dejamos cocer unos dos minutos. Retiramos la vaina de la cazuela.

Una vez lista, y la servimos con un poco de miel de vainilla por encima, y para rematar eso es opcional un helado de buena vainilla.


FUENTE: http://delicioustories.com/



HELADO DE YOGUR CON CEREZAS EN LICOR ENROLLADO EN BIZCOCHO

Si hay un helado que me gusta es el helado de yogur, para mí uno de los mejores junto con los de tutti frutti, en esta ocasión les traigo este delicioso helado de yogur, mezclado con cerezas en licor kirch y enrrollado en un bizcocho genovés. Todo una delicia para refrescarnos estos días



INGREDIENTES:

575 g de yogur griego azucarado, 
30 g de miel suave de flores,
 1 cucharadita de extracto de vainilla
Una plancha de bizcocho genoves
Cerezas maceradas en licor kirch
Mermelada de cerezas


PREPARACIÓN:

En primer lugar comenzamos con la elaboración del helado de yogur,
Vertemos los yogures griegos en una jarra, sacando el exceso de suero si lo tuviesen, junto a la miel y la vainilla. Removemos con unas varillas hasta obtener una crema ligera y homogénea, agregamos las cerezas en licor. Pasamos a un recipiente apto para congelador y congelamos.
Para hacer este helado a mano debemos remover cada cierto tiempo la mezcla, sino simplemente verterlo en la heladora y dejar que se haga durante unos 20 minutos. Una vez listo agregamos las cerezas lo tapamos con papel de horno y cerramos bien el tuper. Si utilizamos yogures griegos sin azúcar, agregaremos el doble de cantidad de miel, o sea 60 g, y si preferimos cambiar la miel por azúcar, pondremos en la mezcla 100 g para yogures azucarados y 125 g de azúcar para los griegos naturales. 

Seguidamente cogemos la plancha de bizcocho le ponemos una capa de mermelada de cerezas y cuando el helado tengo un poco de consistencia pero sin llegar a endurecer ponerlo encima de la mermelada, enrollamos con cuidado el bizcocho y congelamos.
Para servir cortamos en bizcocho helado en rodajas y a disfrutar......


CAPRICHOS DE ALMENDRAS

Hoy he preparado unos caprichos de almendra que para mi gusto están bastante ricos, la textura no sabria explicárosla, no es como una galleta normal, es como si llevaran aire . . .muy ligera, en fin hacerla y ya veréis a que me refiero.


INGREDIENTES:

 300 gr. de azúcar glass
1 bote de claras de huevo pasteurizadas (9 claras)
300 gr. de almendra en polvo



PREPARACIÓN:


Esta elaboración es muy sencilla. Empezamos mezclando el azúcar glass y la almendra en polvo.


Separar de las claras de huevo unos 100 gramos de claras (sí, digo gramos), y mezclarla con el azucar y la almendra.  Las claras de huevo restantes las montamos a punto de nieve. Para saber que están bien montadas dale la vuelta al recipiente y si no se mueven están a punto de nieve,

 Ahora mezclaremos las claras con la masa que teníamos, y lo haremos echando las claras en porciones pequeñas y mezclando suavemente hasta tener totalmente incorporadas las claras.


En la bandeja del horno hacemos cículos ayudándonos de una manga pastelera ( si no tienes hazlo con una cuchara), y meteremos al horno a 150º hasta que veamos que se doran los bordes.
No los pongas muy juntos o se pegarán unos a otros. Te saldrán varias bandejas





FUENTE: http://lasdulcesrecetasdemari.blogspot.com.es

BISCOTES DE SEMILLAS Y FRUTOS SECOS

Hemos estado unos días en una casita rural con unas vistas maravillosas a la montaña en el pueblo de Tejeda, relajados y disfrutando de la naturaleza, allí pude aprovechar para hacer algunos platos, sin prisas y de la fotografía, con unos atardeceres preciosos mirando al roque Nublo y Bentayga mirad la casita.


INGREDIENTES:

- 1 cup de harina integral.
- 1 cup de harina todo uso.
- 2 cucharillas de gasificante (Royal)
- 1 pizca de sal.
- 1 yogurt bio desnatado*.
- 375 ml de leche desnatada*.
- 1/4 cup de miel suave (63 ml)
- 1/4 cup semillas de calabaza.
- 1/4 cup semillas de girasol
- 1/4 cup semillas de sésamo tostadas.
- 1/4 cup semillas de lino dorado.
- 1 cup de arándanos secos.
- 1 cup de avellanas tostadas enteras.



PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Forramos dos moldes de cake de 20x10cm con papel de horno. Luego nos será mas fácil desmoldar, ya que al llevar arándanos, si alguno queda en el fondo, tienden a quedarse pegados.


En un bowl grande mezclamos bien las harinas, la sal y el gasificante. Añadimos las semillas y volvemos a mezclar hasta que veamos que todas ellas están bien repartidas.
En un bowl mediano mezclamos bien la leche, el yogurt y la miel e incorporamos a los ingredientes secos. Mezclamos todo con una cuchara de madera, hasta que veamos que tenemos una mezcla homogenea.


Añadimos entonces en dos o tres veces, los arándanos secos, y en en otras dos o tres veces las avellanas. De esta forma se reparten mejor.
Obtendremos una masa como la de un cake, nada de masa de pan. 


Vertemos en los moldes preparados y llevamos al horno durante unos 45 minutos. Hasta que al introducir una aguja en el centro salga limpia y el pan haya adquirido un bonito color dorados.


Sacamos sobre una rejilla y dejamos enfriar en el molde 10 minutos. Extraemos y dejamos enfriar totalmente sobre la rejilla.
 Cuando esté frío envolvemos en papel de aluminio y llevamos al congelador por espacio de 30-45 minutos. ¿Por qué? Eso nos ayudará a cortar rebanadas finas sin que el pan se nos rompa, ya que tiene bastantes tropiezos

Entretanto, precalentamos el horno a 150ºC.

Pasados los 45-50 minutos, sacamos los panes del congelador y los cortamos en rebanadas finitas.


Extendemos las rebanadas sobre una hoja de papel de horno o silpat, y llevamos de nuevo al horno a media altura durante 15 minutos. Damos la vuelta a las rebanadas y mantenemos durante otros 15 minutos. Echadle de vez en cuando un ojo para que no se os tuesten demasiado.

Sacamos y dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla. Guardamos en caja de lata, o simplemente congelamos. Listo 

Quedan riquísimas os lo aseguro y podéis tunearlas con los frutos secos que mas os apetezcan. Riquísimas con el queso y estas salsas maravillosas, pero ideales también para acompañar foie o preparar cualquier otra tostas que se os pueda ocurrir.Y lo mejor, son FA-CI-LÍ-SI-MAS.
Consejos:

- El yogurt y la leche lo podéis sustituir por 500 ml de buttermilk. Tambien podéis mezclar 500 ml de leche desnatada con 2 cucharadas de zumo de limón esperar a que se corte. Yo prefiero mezclar yogurt y leche se parece mas al buttermilk original.
- Para descongelar los biscotes, simplemente tostar unos minutos en el tostador de casa, o un darles un golpe de horno.




FUENTE:  http://sweetandsour-vir.blogspot.com.es

NATILLAS DE YOGUR Y MIEL

Una natilla algo diferente ya que el yogur le aporta un punto de acidez que me encanta, yo lo espolvoree con las nueces, las frambuesas y algo de canela, todo un acierto. 


INGREDIENTES:
  • 250 ml. de yogur natural
  • 2 yemas de huevo.
  • 25 ml. de miel.
  • 15 grs. de fécula de maíz
  • 1/2 vaina de vainilla.

** 50 gramos de nueces molidas y frambuesas frescas al gusto  para acompañar.





PREPARACIÓN:
  1. En un recipiente batir las yemas de huevo junto a la miel, hasta blanquearlas.
  2. Incorporar el almidón de maíz y batir hasta tener una mezcla homogénea.
  3. Agregar la semillas de la vaina de vainilla e  incorporar. Reservar.



  • En una cacerola poner a calentar el yogur a fuego bajo, hasta que esté bien caliente, en ese punto agregar la mezcla de yemas y seguir batiendo hasta que espese.
  • Vaciar en los recipientes que deseemos y dejar reposar 10-15 minutos, se pueden refrigerar cubiertos si no van a consumirse el mismo día.
  • **Si  al calentar el yogur parece que se separa un poco (es normal, sobre todo si el fuego no es bajo) no se preocupen, con batirla energicamente antes de agregar la mezcla de yemas será suficiente.


    SERVIR:
    Tomar cada recipiente con las natillas y espolvorear por encima una o dos cucharadas de nuez, molida, terminar con dos o tres frambuesas frescas por encima, y un hilo de miel.

  • FUENTE:www.rusttica.com